Vecinos y funcionarios se reunieron por el Barrio Martín y Omar

Este viernes, vecinos y funcionarios se dieron cita en la Fundación Lory Barra para intentar avanzar con soluciones a la crisis habitacional y urbanística que viven los habitantes del barrio Martín y Omar de San Isidro; es que entre 2005 y 2007 el municipio conducido por el Intendente Gustavo Posse recibió fondos del Estado nacional para construir 250 viviendas en ese lugar pero solo se levantaron 43; y lo más grave, la empresa encargada de las construcciones informó que el trabajo “está concluido” y posee un certificado de obra expedido por funcionarios municipales.Los vecinos del Barrio Martin y Omar continúan esperando respuestas a sus problemas habitacionales, a los que se le suman los urbanísticos. A travís del Subprograma de Urbanización de Villas y Asentamientos del Plan Nacional de Viviendas vieron la posibilidad de poder convertirse en propietarios, allá por el año 2005. Pero la corrupción terminó ahogando esta posibilidad.

El Intendente Gustavo Posse había recibido 400 millones de pesos para la construcción de 3246 viviendas en su municipio, 250 se debían levantar en el barrio Martín y Omar pero solo se realizaron 43. Y lo más paradójico y grave, la empresa constructora EMACO S.A, encargada de levantar las casas, tiene publicado en su web que ese trabajo “está terminado” y cuenta con un certificado de obra expedido por el municipio para acreditarlo.

La Concejal Marcela Durrie (Frente Renovador) realizó una denuncia penal contra el mandatario. La investigación hoy está a cargo del fiscal Jorge Di Lello.

Distintas asociaciones religiosas y civiles de la zona decidieron organizar a los vecinos y comenzar una serie de reuniones con funcionario para tratar de encontrar soluciones. Anoche se realizó el segundo encuentro en la Fundación Lory Barra de San Isidro.

Acudieron a la misma concejales de distintos partidos, funcionarios municipales, nacionales y vecinos. La sala de conferencia del lugar cobijó a unas cien personas. Para dar inicio, las moderadoras -representantes de la iglesia católica y evangílica- invitaron a un rezo a los presentes.

“Vamos a empezar resolviendo el problema de urbanización la semana próxima. Firmamos tambiín un convenio con Aysa para instalar agua corriente en todo el barrio y vamos a hacer un relevamiento de la red de gas para ver las posibilidades de extenderla”, anunció el Ing. Bernardo Landivar, Secretario de Obras Públicas de San Isidro.

“Nosotros queremos que nos solucionen el problema de vivienda”, respondió una vecina.

A lo que Landivar respondió que “queremos presentar nuevos planes a las nuevas autoridades, se van a ir construyendo de forma gradual”.

“¿Quí pasó con la plata que bajó Nación en su momento?” le repreguntó la vecina, a lo que el funcionario no pudo dar respuesta.

El clima se comenzaba a tensar y una de las moderadoras de la charla tomó el micrófono y pidió “no miremos para atrás, tratemos de encontrar soluciones de ahora en adelante”.

Otra vecina pidió la palabra y volvió sobre el tema habitacional: "¿En quí tiempo van a empezar las viviendas?"

Pero esta vez el que respondió es uno de los concejales del riñón de Posse, Andrís Rolón: “No hay ‘tiempos’, están trabajando el Gobierno Nacional con el Provincial”.

En este sentido, la funcionaria de la Secretaría de Hábitat del Gobierno Nacional, María Sansó, dijo: “Queremos coordinar un proyecto y que esto no quede en palabras”.

La tensión iba subiendo entre los vecinos cuando tomaban la palabra los representantes del possismo y una habitante del barrio disparó: “Hace 8 años que vivimos en el barro. Queremos nuestras escrituras. Díjense de pasar la pelota entre Provincia y Nación”.

Y aclaró que hace falta un nuevo censo en la zona, ya que las familias “tuvieron muchas modificaciones en 10 años” y agregó que “hay casas con peligro de derrumbe”.

La respuesta quedó a cargo del Concejal del FPV, Leandro Martín: “El área encargada de darle las escrituras es la Dirección Provincial de Tierras. El trámite lo tiene que hacer el municipio”.

La Concejal Marcela Durrie del Frente Renovador puso en “jaque” con su denuncia a la Intendencia de Posse y hoy la justicia realiza pericias contables e inspecciones oculares en el partido: “Lo que digo es que si era tan fácil urbanizar el barrio, como nos están diciendo, no sí porque no lo hicieron cuando estaba la plata del Plan Federal de Viviendas”, sentenció al tomar el micrófono, lo que le valió el aplauso de los vecinos presentes.

Otros representantes de la oposición entre los asistentes fueron los concejales Marcos Hilding Ohlsson y Martín Lutufyan de Con Vocación por San Isidro quienes manifestaron que presentaron un proyecto para que se destine el 5% del presupuesto del municipio para urbanización: “Si siempre vamos a esperar que venga plata de Nación y de Provincia podemos esperar otros 10 años más” dijo Lutufyan, y la ovación no se hizo esperar.

Dando cierre al encuentro, acordaron armar una comisión de vecinos para relevar los temas más urgentes para acercarlos a las autoridades y que se convocará a una nueva reunión. Mientras tanto, los habitantes del Barrio Martín y Omar siguen esperando que algún día se concrete su sueño: el de la casa propia.

Estuvieron tambiín presentes los concejales Juan Medina y Gonzalo Beccar Varela (Frente Renovador), Fabián Brest (FPV-PJ), Rosalía Fucello y Rodrigo Seguín (PRO) y María Eugenia Arena y Elvira Ares (Possismo).

Fuente: zonanortediario.com.ar