Carta abierta al Gobernador Scioli

Queremos que esta carta llegue a sus manos, convencidos de que obrará como un puente a la cordura, a la sensatez y por la construcción de la paz, aunque sea un humilde grano de arena. Que le llegue ísta nuestra palabra en medio del silencio indiferente de los que creen tener todo y no les falta nada, y los ruidos violentos de los que hoy, ya no saben ni cómo se dialoga o se transita hacia el entendimiento colectivo.

Sabemos que el Ministro de Economía Bonaerense, Rafael Perelmiter visitó la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires para explicar los alcances de la Reforma Previsional que impulsa, reconociendo que hace años se viene usando dinero de la Caja de Jubilaciones (IPS) para gastos de la administración provincial; constituyendo lisa y llanamente un saqueo a los jubilados. Sostenemos desde cualquier lugar en el cual podamos ser escuchados que se ha pergeñado un Proyecto de Ley para “transparentar” esta práctica que no es, ni mas ni menos que blanquear y legalizar esta situación ya que de por sí este proyecto no responde a la legalidad y a la constitución; solo pretende apropiarse de los fondos del sistema previsional tratando de aclarar la falta de registros contables de más de mil millones de pesos. En este sentido trataremos de impedir el injusto despojo de los fondos y el camino irreversible de la indiferencia de velar por el bien común en el cual se empeña tristemente el Gobierno Provincial.

El dinero de la caja de Jubilaciones es de los jubilados y el superávit que hoy existe debería servir para mejorar la triste situación en que se encuentran nuestros mayores, hoy la jubilación mínima en la Provincia de Buenos Aires es de $400, cifra real de la indigencia más artera, por tanto inaceptable. Esto no solo no alienta al trabajo, sino que inclina a los excluidos, hacia los planes asistenciales o sea, a la permanente esclavitud política e indignidad social.

Que se extraigan esos recursos de la caja y se canjeen por bonos que jamás habrán de cobrarse, es una burla a la experiencia de los años y al desvelo de una vida de trabajo. Ese dinero debería utilizarse para gratificar esa magra cifra. Le aseguramos Sr. Gobernador, que quien lo asesora al respecto se equivoca, muestra un perfil pernicioso que socava las leyes que nos amparan a todos, aún a los que no nos hemos jubilado pero que aportamos a las cajas. No han aprendido que esta matriz de conducta es ilusoria y los lleva de fracaso en fracaso? Utilizar los recursos de los jubilados bonaerenses, que deberían tener un fin social; para solventar gastos corrientes disfrazando el díficit provincial, es más que vergonzoso y obvio. Estos cambios planteados por el proyecto, quitan autonomía al sistema previsional, iniciando un camino de destrucción que eleva el punto de agresión permanente que sufren los ciudadanos todos los días, generando más violencia enfermiza, que aparentemente Uds. no observan o no quieren considerar.

Desde la Coalición Cívica, se han presentado proyectos tendientes a mejorar la situación vigente, tales como leyes que introducen modificaciones en los directorios del Instituto de Previsión Social (IPS), de derogación de las jubilaciones de privilegios del Bapro y que nunca fueron tratados. Pida que se los acerquen y líalos Sr. Gobernador, queremos creer en su integridad y palabra o simplemente pensaremos que el poder político en su porfía, ya no cuenta con nosotros abandonándonos a nuestra suerte.

Seguramente habrá muchos peronistas que no avalarán con su voto la destrucción de uno de los institutos sociales más caros al General Perón y a la fírrea voluntad justiciera de Evita; de la cual aparentemente ya se han olvidado aunque vivan mencionando su nombre, en el marketing de la vidriera política. Este verdadero saqueo a los mayores, es una afrenta a todos los argentinos de bien que velamos por su seguridad, custodia y amparo.

No nos resignaremos en este transe amargo que el miírcoles próximo tendrá su epílogo final, y defenderemos la constitución desde todo lugar en que nos encontremos; siempre desde la legalidad nos encontrarán junto a los gremios en la resistencia pacífica a tales injusticias, exhortando a los legisladores y al propio presidente de la Cámara baja bonaerense, Horacio González. Y si fuere necesario convocaremos a todos los ciudadanos a inundar con sus cartas y su presencia los despachos, para que intercedan ante Ud. sin desmayo, con el fin de retirar esta iniciativa a todas luces descabellada, que nos conmueve y nos llena de oprobio a todos los argentinos de bien, que no queremos ver como sufren nuestros mayores el espanto, de no contar con las monedas suficientes que les den seguridad y felicidad en sus últimos años.

Escuche Sr. Gobernador: que para eso nosotros, los que tenemos la gracia del trabajo, aportamos al sistema nuestro esfuerzo. Escuche.

Fuente: zonanortediario.com.ar