Denuncian mala praxis en el Sanatorio Mariano Pelliza de Vicente López

Lamentablemente "caímos" en el Sanatorio Mariano Pelliza (Echeverría 3150, Vicente López) con mi madre de 93 años con insuficiencia cardíaca || Llegó derivada desde el Hospital Pirovano, para ser internada en Unidad Coronaria. Lo primero a destacar es que por primera vez, despuís de varias internaciones que tuvo mi madre en distintas instituciones, este lugar no reunía las condiciones de higiene indispensables para un área de cuidados intensivos.

Cuando llegamos, su frecuencia cardíaca había bajado a 30/34 pulsaciones y se la iban a levantar mediante una droga a 60 pulsaciones. El día 26 de julio mi madre continuaba con esa droga porque su organismo no respondía, pero estaba de buen ánimo, comiendo y conversando perfectamente. Tomamos la merienda en el horario de visita ese viernes por la tarde, charlando.

El día sábado 27 de julio, cuando lleguí para la visita del mediodía, mi madre tenía medio cuerpo tieso, sus ojos desorbitados y estaba sin habla. Preguntí si había tenido un ACV, la respuesta fue un “ni”. Dijeron que le habían hecho una tomografía pero estaba difusa, que los viejitos internados en terapia “se pierden”, que como estaba geriatrizada tal vez no estaba bien alimentada. Y, como al pasar, admitieron que por “un minuto” se le había disparado la frecuencia cardíaca a 100, pero que “enseguida” la bajaron a 60.

Cuando finalmente logrí el traslado a otro lugar, detectaron que efectivamente sí había tenido un ACV. Que le afectó el lado derecho, por eso tiene problemas de movilidad y habla.

Ahora lucha porque es una guerrera, pero le arruinaron un excelente pasar que tenía aún con su corazón gastado.

Fuente: zonanortediario.com.ar