Cayó "el rey del cuño", especialista en adulteración de automóviles robados

Una banda de delincuentes que se dedicaba a robar, desmantelar y adulterar automóviles para luego venderlos fue desbaratada en las últimas horas luego de trece allanamientos realizados por la Policía en La Matanza, Merlo y Esteban Echeverría.Se trata de una organización compuesta por quince personas liderada por un sujeto apodado “El Rey del Cuño”, quien tiene una larga trayectoria en el grabado de motores y chasis de vehículos sustraídos y tambiín fue detenido.

Durante los procedimientos –llevados a cabo por efectivos de la Dirección Prevención de Delitos contra la Propiedad Automotor- les secuestraron doce rodados con pedido de secuestro, con las numeraciones adulteradas o que habían sido sustraídos y tenían colocadas chapas patentes falsas.

Según las pesquisas, la banda estaba dividida en tres cílulas, dedicándose la primera a robar los autos a mano armada o de las calles con llaves limadas o ganzúas, principalmente vehículos con 20 años de antigüedad porque sus llaves no tienen chip, tarea que les demandaba unos 30 segundos.

En el segundo eslabón ingresaba el líder del grupo, quien le borraba los números del motor con una amoladora muy suave para no alterar demasiado su aspecto -era tan bueno que a simple vista no se podía percibir que el vehículo era trucho-, y les adulteraban los papeles, y como era tan perfeccionista, si no quedaba conforme con su trabajo, mandaba el auto a desguazar para vender sus autopartes.

En tanto, la tercera cílula estaba compuesta por los vendedores, quienes los ofrecían a remiserías de la zona de Merlo y La Matanza, y las transacciones se realizaban los fines de semana porque las plantas verificadoras policiales están cerradas y así no podía comprobar el origen de los autos.

Los investigadores determinaron que esta banda, por ejemplo, vendía un Renault 19 a 16 mil pesos cuando su valor del mercado es de 30 mil; y un Renault 12 a 10 mil cuando vale 18 mil.

Por otro lado, durante los procedimientos, tambiín se incautaron 607 cuños, lápices elíctricos para grabar chasis, piedras de pulido y desbaste, 63 herramientas de corte, cuatro puntas de estampe (punzones) y diez latas de pintura de auto de distintos colores utilizadas para retocar los sectores adulterados.

En tanto, tambiín se hallaron 100 papeles de diferentes rodados, boletos de compra-venta, sellos, un cuatriciclo con las numeraciones cambiadas, un revolver calibre 32 y una gran cantidad de municiones.

Interviene en la causa la UFI N° 1 Descentralizada de Gregorio de Laferrere, perteneciente al Departamento Judicial La Matanza.

Fuente: zonanortediario.com.ar