Boulogne: Detienen a monja acusada de haber abusado sexualmente de menores de edad

Todos los hechos ocurrieron en el Hogar de las Hermanas Trinitarias, de Boulogne. La mujer, conocida como Sor Marina, fue denunciada por por las áreas de Niñez de las Municipalidades de Tres de Febrero, Pilar y Tigre.

Una aberrante sucesión de abusos sexuales habría cometido una monja entre los años 2020 y 2021 contra niñas menores de edad, y una vez avanzadas las pericias investigativas se terminó deteniéndola este miércoles en el Hogar de las Hermanas Trinitarias de la localidad de Boulogne.

Se trata de la María Tellez Fajardo, de 64 años de edad y más conocida como Sor Marina, sobre quien pesan denuncias por “abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por el culto religioso y por ser una persona encargada de la guarda de las menores, aprovechando su relación de autoridad y que la víctima no haya podido consentir libremente dicho accionar”, tal y como reza en el expediente.

Es que Sor Marina fue denunciada por la Dirección de la Niñez y Adolescencia de la Municipalidad de Tres de Febrero; la Dirección de la Niñez y Diversidad Sexual de la comuna de Pilar, y por el Servicio Local de Promoción y Protección de los Niños, Niñas y Adolescentes de Tigre.

El operativo policial se desarrolló este miércoles por la mañana en el mencionado Hogar de las Hermanas Trinitarias, ubicado en la avenida Balbín al 700, de San Miguel, y en el convento de las monjas de calle Carlos Tejedor al 300, en Boulogne, partido de San Isidro.

El fiscal Marcelo Fuenzalida, titular de la UFI Especializada en Delitos Conexos a la Trata de Personas de San Isidro, dio por probado que la sexagenaria religiosa realizó en reiteradas oportunidades tocamientos de zonas genitales a las internas menores de edad, luego de haber ordenado la recolección de declaraciones testimoniales y la realización de Cámara Gesell a las menores, entre otros elementos probatorios.

De acuerdo al testimonio de una víctima –de 14 años de edad, que consta en el expediente y es la única a quien se le practicó la Cámara Gesell hasta el momento–, los tocamientos ocurrían en la cocina del hogar y en un depósito, y la monja la tocaba “por encima de la ropa”, al tiempo que en otra ocasión la religiosa espió desnuda a su víctima, según informó la web Infobae.

Junto a la detención de Sor Marina efectivos de la DDI San Isidro, al mando del comisario mayor Néstor Muñoz, secuestraron el legajo de la mujer religiosa y fotografiaron los lugares en los que se habrían producidos los execrables hechos.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Infobae)