Fernando Tejo: “En Vicente López el sistema de salud no está colapsado”

El Secretario de Salud y Desarrollo Humano de Vicente López, Fernando Tejo, habló con “Aquí no ha pasado nada”, espacio radial de Zona Norte Diario Online por AM 1540. En la charla se refirió al anuncio de licencias para el personal sanitario local, al tiempo que evalúo la situación del distrito en el marco de la pandemia de coronavirus.

– Esta semana hubo anuncios para el personal de salud en Vicente López. ¿De qué se tratan?

Teniendo en cuenta que ya llevamos casi seis meses de trabajo intenso, no sólo por la cantidad de pacientes sino también por el stress que genera la pandemia, determinamos otorgar una licencia a partir de la semana que viene a los trabajadores de la salud de acuerdo al régimen por el cual trabajan. En la parte profesional estamos adheridos a la Ley provincial de Carrera Hospitalaria, que les otorga unos días de licencia por stress durante el año. Al resto del personal lo vamos a compensar con días de licencia para equiparar. Después de tantos días de esfuerzo, hoy merecían esto.

Para nosotros el recurso humano fue una preocupación desde el principio. Arrancamos en febrero con capacitaciones y viendo que no faltaran insumos para trabajar correctamente. Después estuvo la discusión de contratar un hotel para los que no querían ir a descansar a sus casas. Después empezamos con los testeos serológicos, son distintas medidas que tomamos en estos seis meses. Después de este tiempo nos parecía que merecían esta licencia.

– El personal de salud es además el que más contagios ha tenido

Sí, nosotros hemos tenido un número importante de infectados, sólo hemos tenido un médico fallecido, que además de trabajar en Vicente López, lo hacía en otros sectores del conurbano y estaba muy expuesto. El resto se ha podido recuperar muy bien, hoy tenemos alrededor de 12 convalecientes. Igual que otros servicios esenciales: el sector de seguridad se vio afectado y todas aquellas áreas esenciales han estado expuestos y son los que más han sufrido.

– ¿Cómo viene la situación en Vicente López respecto a la ocupación de camas?

Nosotros en cuanto a casos diarios estamos en una meseta, más o menos 80 casos por día. Esto ya se viene produciendo desde hace más de un mes. Con un tiempo de duplicación de más de 30 días. A pesar de ese número, el hospital tiene una cobertura de alrededor del 50%, en terapia intensiva estamos un poco más alto. No estamos desbordados, estuvimos más complicados en julio. Agosto y septiembre se han comportado diferente, con esta meseta. Tenemos pocos pacientes en los lugares de aislamiento, otros controlándose en el domicilio, algunos por teléfono y otros con visitas a las casas. El sistema de salud no está colapsado.

-¿Recomendarías mayores aperturas en Vicente López? Por ejemplo abrir los bares.

Creo que hay que ir gradualmente. La población y los vecinos han sido cumplidores en Vicente López, pero en general está demostrado que al aire libre hay menos posibilidad de contagio. Hay una realidad: la gente se está reuniendo a puertas cerradas en los domicilios. Dentro de una vivienda hay menos control que en la vía pública, en donde uno se cuida más. Si se cumplen los protocolos, creo que hasta para la salud emocional es mejor ir abriendo gradualmente. De hecho, las reuniones domiciliaras se hacen y tienen más riesgo que en un lugar al aire libre.

– ¿Cómo viene el trabajo en conjunto con los gobiernso provincial y nacional? ¿Empezaron los roces como se ve públicamente, o en lo sanitario sigue todo en armonía?

Sigue todo igual. Venimos trabajando igual con la Región Sanitaria V que es la que nos corresponde a nosotros, tengo periódicamente conversaciones con distintos distritos de la provincia y venimos bien. Podemos tener disidencias pero en definitiva en cuanto a las políticas y lo que hay que hacer, no hay diferencias.

– ¿Qué se viene en términos sanitarios?

Todavía no hay nada claro, nadie tiene la verdad. Son todos cálculos estimativos. Hasta que no haya una vacuna, la situación de hoy se va a mantener. Algunas están más adelantadas y es probable que para fin de año haya vacuna. Eso no significa que esté disponible para aplicarse. Yo no sería tan optimista, creería que recién estaría para marzo, con lo cual habría que esperar dos meses más para vacunar a las personas de riesgo y a los esenciales como seguridad, educación, etcétera.

Tenemos unos cuantos meses por delante en una situación como esta, con un achatamiento de la meseta pero con posibles rebrotes. Si uno mira lo que pasa en otros países, que están en verano y tienen rebrotes, hay que pensar que en Argentina puede pasar. Hay que seguir con los cuidados: distanciamiento, tapabocas e higiene de manos. No hay medicamentos, lo más probable es que esté primero la vacuna que el tratamiento médico.

Fuente: (www.zonanortediario.con.ar)

loading...