Tiende a normalizarse la situación en Aeroparque y Ezeiza, afectados por el paro de controladores

La situación, tanto en el Aeroparque Jorge Newbery como en Ezeiza, tendía este mediodía a normalizarse debido a que los cambios de turno ubicaban en sus puestos a controladores de vuelo que no se encuentran afectados por la medida de fuerza dispuesta por los trabajadores nucleados en ATE.Según informaron fuentes aeroportuarias, solamente tres servicios fueron cancelados en Aeroparque mientras que en Ezeiza el número de cancelaciones se elevó a doce, debido a que los controladores que realizaban la medida de fuerza no recibían los planes de vuelo de las respectivas compañías.

Los mayores problemas se presentaron con los vuelos con destino a Salta, Jujuy, Resistencia, Posadas y El Calafate, donde el paro de los controladores fue total y, si bien los vuelos podían arribar a esas estaciones aíreas, posteriormente no podían despegar, por lo que, en algunos casos, se resolvió cancelar el servicio y en otros reprogramarlos para cuando la estación aírea estuviese operable.

En el caso de Salta, la medida se extendía hasta las 14.30, mientras que en Resistencia el cambio de turno posibilitaría las operaciones de la tarde, consignaron los informantes.

Las complicaciones en los vuelos se iniciaron este viernes a partir de las 6.50, cuando comenzó el paro de 48 horas dispuesto por los controladores aíreos enrolados en ATE que reclaman por la incorporación de los trabajadores a la Empresa Argentina de Navegación Aírea (EANA), el organismo creado por el Estado Nacional para gestionar el tráfico aíreo con el fin de que los vuelos sean más eficientes y operen bajo los estándares de seguridad internacionales.

"Estamos en huelga a nivel nacional, nos están llevando a tomar una decisión de vida sin tener ni voz ni voto ya que nos quieren pasar a una empresa privada, perdiendo todos los beneficios que tenemos”, dijo este viernes uno de los delegados gremiales, Martín Taborda.

El conflicto de los controladores aíreos es de larga data: los cambios de los controladores aíreos del ámbito militar al civil (durante la presidencia de Nístor Kirchner) y luego de regreso al ámbito militar (durante el mandato de Cristina Kirchner) generó diferencias salariales y en las condiciones de trabajo.

Además, fue precisamente para zanjar esta situación que el año pasado se creó EANA bajo las órbitas de los Ministerios de Transporte y Defensa de la Nación.

Fuentes de la empresa estatal recientemente formada sostuvieron que el nuevo organismo surgió de la necesidad de "un reordenamiento del sector transporte aíreo" y aclararon que "EANA es una compañía estatal descentralizada, del Ministerio de Transporte de la Nación" y que "el 100 por ciento del capital está en manos del Estado Nacional, quien tiene el pleno control de la empresa".

El titular del organismo, Agustín Rodríguez Grellet, en declaraciones formuladas a radio El Mundo, sostuvo: "Recientemente hemos iniciado una transformación del sector; firmamos el convenio colectivo de trabajo con una entidad gremial histórica del sector, lo que motivó el reclamo de ATE, que lo hayamos hecho con otra entidad gremial. El convenio reconoce a los trabajadores sus reclamos históricos, les genera un plan de capacitación por primera vez en la historia, derechos y garantías”.

No obstante, según el gremio, la huelga de los trabajadores llega en respuesta a que el Gobierno "de forma ilegal quiere imponer de la mano de un sindicato patronal un convenio de empresa para los servicios de navegación aírea, generando las condiciones previas para una inminente privatización".

De acuerdo con la ley que creó el EANA, es misión del organismo asegurar que la actividad desplegada en el marco del servicio público de navegación aírea garantice la seguridad, regularidad y eficiencia de la navegación aírea, rigiíndose por los patrones de seguridad operacional establecidos o a establecerse por el Sistema Nacional de la Gestión de Seguridad Operacional de la Aviación Civil del Estado Argentino.

El servicio público de navegación aírea comprende las múltiples funciones de Gestión del Tránsito Aíreo (ATM), con la prestación de los Servicios de Tránsito Aíreo (ATS); los Servicios de Información Aeronáutica (AIS) para la planificación y realización de vuelos; el Servicio de Comunicaciones Aeronáuticas (COM); y el Servicio de Búsqueda y Salvamento (SAR), entre otros.

El paro de los controladores continuará este sábado y, según lo indicado por las fuentes aeroportuarias a Tílam, se repetirán las mismas condiciones que el viernes, es decir con mayores complicaciones durante la primera parte del día y la paulatina normalización hacia la tarde, cuando toman su turno los operadores que no pertenecen a ATE.

Fuente: zonanortediario.com.ar