Lozier Almazán se despidió como Director del Museo Municipal

Con un encuentro realizado en las instalaciones del Museo, Biblioteca y Archivo Histórico de San Isidro “Dr Horacio Beccar Varela”, se despidió como director de este espacio cultural el historiador Bernardo Lozier Almazán, a quien reemplaza la arquitecta y guía de Turismo de San Isidro, Marcela Fugardo de Rivero Ayerza.
Si bien Lozier Almazán dejará formalmente su cargo en los primeros días de enero, la reunión, celebrada ayer por la tarde, fue el marco ideal para despedirse de los miembros de la Asociación de Amigos del Museo, Biblioteca y Archivo Histórico de San Isidro “Dr. Horacio Beccar Varela” y de tantos otros que han colaborado con el funcionamiento de este museo, además de amigos y familiares.

El encuentro fue tambiín el escenario adecuado para presentar a su sucesora, Marcela Fugardo de Rivero Ayerza, quien viene trabajando junto a Lozier Almazán como asesora honoraria desde hace unos cuantos años en distintos aspectos del museo.

Ella fue, por ejemplo, la impulsora de la reciente inaugurada Sala Fundacional, dedicada a la rememoración del origen de la Capilla y Capellanía fundada por Domingo de Acassuso en 1706.

“Siempre se ha dicho que las despedidas suelen ser tristes, pero si al mismo tiempo tenemos motivos para festejar la llegada de quien me sucederá en la dirección de este museo, ambas cosas deben ser motivo de alegría”, señaló Lozier Almazán, quien tambiín fue director del Museo Municipal Brigadier General Juan Martín de Pueyrredon.

“En 1995 volví al mundo de los museos asumiendo la responsabilidad de transformar la antigua Casa de Alfaro en Museo, Biblioteca y Archivo Histórico. Así fue como dirigí durante diez años ese museo. Y en el año 2005 el destino puso en mis manos la tarea de trasladar y organizar otro Museo, Biblioteca y Archivo Histórico. Luego de una gran refacción y precipitada mudanza lo inauguramos en mayo de 2006 y al año ya habíamos logrado que esta casa fuera reconocida como Monumento Histórico Nacional, con todo lo que ello significa para el futuro de este lugar”, expresó Lozier a modo de reseña de su cargo de director de este museo, primero en la Casa de Alfaro y luego en la Quinta Los Ombúes.

“Con Marcela, este museo seguirá creciendo con criterios más modernos, con entusiasmo renovado y con objetivos muy claros. Es por ello que mi despedida no es triste, todo lo contrario, porque creo que es motivo de alegría”, concluyó Lozier.

Por su parte, la nueva directora, Marcela Fugardo de Rivero Ayerza, dijo: “No me gusta decir que voy a reemplazar a Bernardo, íl es irremplazable; apenas me atrevo a decir que lo voy a suceder en la gestión del museo. Y quiero agradecer a Ivonne Rousset, a Amalia Lagos y a Silvia Juárez, del Centro de Guías de Turismo de San Isidro. Ellas me trajeron a este lugar, me transmitieron todo lo que se de San Isidro y me alentaron siempre”.

Durante su discurso, Fugardo de Rivero Ayerza enumeró algunas de las actividades y proyectos para el año próximo: la creación de una sala dedicada a Mariquita Sánchez, implementación de un plan de comunicación moderno y atractivo, la edición de un nuevo libro sobre la reseña histórica de San Isidro, digitalización de la colección del museo para incorporarla a la Red de Museos de la Provincia de Buenos Aires, digitalización del archivo fotográfico y la refacción de la planta alta de la casa.

Y, por supuesto, aseguró que continuarán los cursos y las actividades culturales.

La reunión, muy emotiva por cierto, continuó con un brindis en los jardines del museo y al igual que el año que se va, tambiín se cierra una etapa para comenzar otra.

Fuente: zonanortediario.com.ar