Con el arco cerrado

En un partido muy trabado, Colegiales empató 0 a 0 ante Acassuso, en Munro; al Tricolor le costó llegar al arco de enfrente y no pudo quebrar a un rival mezquino; muy floja tarea del árbitro, Gastón Meineri, que le anuló un gol sobre la hora a Cristian Vergara; Cole sigue siendo el único escolta del campeonato.Con cambio de esquema y de nombres propios para preservar jugadores por cuestiones físicas, Colegiales recibía a Acassuso en Malaver y Posadas. Tal como sucede ante el Quemero, a priori se esperaba un partido duro y friccionado.

Sin embargo, en el amanecer del encuentro, el Tricolor casi abre el marcador. Luego de un tiro esquina, la pelota le quedó debajo del arco a Císar Leguizamón Arce. El Paragua no la pudo empujar y Rodrigo Alonso la despejó sobre la línea.

La respuesta de Ssuso llegó poco despuís. Juan Acosta Cabrera la puso entre líneas para la llegada de Nicolás Fonzalida. El mediocampista se sacó de encima a Leguizamón Arce y a Horacio Ramírez, pero resolvió de manera imperfecta y dilapidó una chance neta de gol.

Más tarde, las jugadas a balón quieto parecían ser la vía indicada para destrabar el encuentro. Despuís de un tiro libre en forma de centro de ejecutado por Cristian Vergara, Lucio Cereseto se anticipó de cabeza, pero su intento se fue desviado.

Cole tambiín buscaba lastimar por las bandas. En este caso, Lucas Vicente desbordó por la banda izquierda y la mandó al área para la llegada de Mariano Barale. El Rana conectó un frentazo de pique al suelo para que Gustavo Ruhl se luciera y la desviara al córner.

Despuís, el rendimiento del match fue decayendo. A Colegiales le costaba abastecer a sus delanteros porque Matías Roldán y el Zurdo Vergara manejaban los hilos del equipo, pero sin tanta profundidad.

En el entretiempo, Atilio Svampa se vio obligado a meter un cambio para afrontar la segunda etapa. Afuera Barale por una contractura en el isquiotibial izquierdo y en su lugar ingresó Elías Borrego para tener más la bocha.

La primera del complemento nació otra vez en la pegada de Vergara. El Zurdo ejecutó un tiro libre con mucho veneno y Ruhl, sin complicarse, la cacheteó por arriba del travesaño.

Por su parte, Acassuso se metía cada vez más atrás en su campo. Sin armas para generar peligro, el conjunto de Marcelo Espina parecía resignar sus intenciones de atacar.

De allí al final, el Tricolor no encontró la manera de perforar una defensa que estaba bien abroquelada. Primero, Borrego disparó desde afuera y Ruhl controló sin dar rebote. Más tarde, Ángel Vildozo remató a la carrera tras un envío de Vicente, pero sin puntería.

Con el match casi sentenciado, la tarde iba a tener otro protagonista estelar: Gastón Meineri. La primera polímica se produjo cuando Ramiro Fergonzi –en su vuelta a Cole- fue camiseteado dentro del área y la seña del árbitro marcó el punto del penal. Sin embargo, Meineri no actuó acorde a su gesto y optó por no sancionar el tiro desde los doce pasos.

El colmo llegó en la última acción del partido. Luego de varios rebotes en el área del Quemero, Vergara capturó un rebote en el borde del área, remató de zurda y la mandó a guardar para el delirio del pueblo Tricolor. Todo era fiesta, pero Meineri anuló la conquista por una mano del Zurdo.

Pitazo final y Colegiales no pudo romper el cero en el Bajo Munro. Es cierto que Ssuso se metió atrás y Meineri influyó, pero el Tricolor no estuvo fino para convertir en el arco de enfrente.

Fuente: zonanortediario.com.ar