Argentina ganó caminando

La Selección de fútbol cerró su etapa de clasificación con una victoria por 2-0 ante Serbia; de esta manera, queda primera en el grupo A y deberá enfrentar a Holanda, que terminó segundo en el grupo B; los goles lo marcaron Lavezzi, de penal y Bounanotte.
La Selección entró a la cancha con seis cambios. Ya clasificada antes del comienzo del partido, Batista aprovechó la chance para probar algunos jugadores. De esta manera, el Enano Bounanotte, Josí Sosa, Di María, el arquero Sergio Romero, Ever Banega y Nico Pareja fueron titulares en el partido contra Serbia.
El partido se planteó sencillo para la Argentina desde el comienzo. Los ataques de los nacionales fueron más de lo que la defensa Serbia pudo resistir, y los de Batista supieron aprovechar los huecos que había atrás. La sorpresa en la formación argentina fue Mascherano, que dejó su lugar en el medio y bajo para transformarse en una especie de líbero. El mediocampo estuvo más cargado que nunca, y Ezequiel Lavezzi fue el único punta.
El primer festejo nacional llegó de temprano. Una falta en el área que le hicieron a Di María se convirtió en penal. Lavezzi, sin problemas, canjeó ese tiro por gol y alegría celeste y blanca. El arquero de Serbia adivinó el tiro, que fue abajo a la izquierda, y aunque llegó a tocarla, la pelota se le escabulló entre las manos y terminó dentro de la red.
La primera etapa no tuvo muchas más emociones. Argentina siguió llegando al área rival, pero sin generar demasiado peligro. El arquerito Sergio Romero casi no tuvo trabajo en su debut olímpico. El protagonista entre los serbios fue el arquero Stojkovic, que salvó a su país de una goleada mayor.

En el segundo tiempo, Argentina siguió siendo muy superior, sin necesidad de esforzarse demasiado. El mediocampo se adelantó para colaborar con Lavezzi armando juego. La defensa siguió sin esforzarse, ya que los serbios casi ni pasaron la mitad de la cancha.
La diferencia del tanteador podría haber sido mayor desde el comienzo, pero los Argentinos probaron demasiado y se atrasaron a la hora de cerrar las jugadas, a veces, con demasiado firulete. Por momentos, esos se sintió en los contragolpes de Serbia. Un remate de Kacar que Romero pudo despejar al córner, puso en peligro la ventaja argentina.
Batista metió a Monzón y Acosta por Sosa y Lavezzi, cambios que dieron resultado. El Laucha se hizo notar. Tras una llegada suya, llegó el segundo penal. El encargado de patear desde los 12 pasos fue Ángel Di María, quien no pudo convertir a pesar de haberlo hecho dos veces. La primera se la atajó sin problemas el arquero serbio, pero el árbitro decidió volver a ejecutarlo porque Stojkovic se adelantó. Di María volvió a patearlo al mismo lugar, y el resultado fue el mismo.
Cuando faltaban 9 minutos para los 90 reglamentarios, el Enano Bounanotte la clavó de tiro libre para cerrar el 2-0 final.
La próxima parada para la Selección de Batista será el sábado a las 10 de la mañana, hora argentina, cuando deberá viajar a Shangai para enfrentarse a Holanda, en los cuartos de final. De ganar ese partido, y en caso de que Brasil tambiín gane, los dos equipos sudamericanos deberán verse las caras en Semi. Pero para hablar de eso hay tiempo.

Síntesis:

Argentina: Sergio Romero, Nicolás Pareja, Javier Mascherano, Fazio, Pablo Zabaleta, Fernando Gago, Ever Banega, Ángel Di María, Josí Sosa, Diego Bounanotte y Ezequiel Lavezzi. DT: Sergio Batista.

Serbia: Stojkovic, Tomovic, Jovanovic, Rajkovic, Kacar, Smiljanc, Dusko Tosic, Fejsa, Zivkovic, Zoran Tosic, Mrdakovic. DT: M. Dujkic.

Goles: 13’ Ezequiel Lavezzi- de penal – (A), 84’ Diego Bounanotte.

Estadio: Workers, Beijing

Fuente: zonanortediario.com.ar