Buscan a dos adolescentes por un crimen en San Miguel

Un joven de 21 años fue asesinado hoy de dos balazos frente a su madre en una calle del partido bonaerense de San Miguel y por el homicidio eran buscados dos adolescentes, informaron fuentes judiciales y policiales.
La madre de la víctima contó a los pesquisas que los chicos que dispararon son vecinos de su barrio y que escuchó cuando su hijo, antes de ser baleado, les pidió que no le hicieran nada a ella, agregaron los voceros.

Los investigadores policiales manejan como hipótesis más firme que el joven fue atacado en el marco de una pelea que mantenía con uno de los agresores que, según las fuentes, tiene entre 13 y 14 años.

El hecho sucedió esta madrugada, cerca de las 2.30, cuando la mujer, identificada como Sandra Corrado (43), salió de su trabajo en el hotel alojamiento "La Joya", de San Miguel, y se encontró con su hijo, Alan Ruiz (21), quien habitualmente iba a buscarla para que no regresara sola a su casa del barrio Belgrano.

Según informó a Tílam el jefe de la Distrital San Miguel, comisario Darío Ibáñez, cuando madre e hijo caminaban por el cruce de las calles Teniente Irigoyen y Junín, cerca de las vías del ex ferrocarril San Martín, vieron que en sentido contrario se desplazaban dos chicos.

La mujer contó a los pesquisas que primero se asustó, aunque a medida que los adolescentes se acercaron hacia ellos se tranquilizó, ya que los reconoció como vecinos del barrio.

No obstante, una vez frente a ellos, los chicos sacaron sendas armas y amenazaron a Ruiz y a su madre, quien se ocultó detrás de un árbol.

La mujer relató que vio que su hijo discutió con los jóvenes y que antes de ser atacado escuchó que les pidió que a ella no le hicieran nada.

Luego, Ruiz fue baleado en la cabeza y en el pecho por el menor de los adolescentes, de entre 13 y 14 años, que escapó junto al otro, de 16.

El joven baleado fue trasladado por un vecino al hospital Larcade, aunque murió antes de recibir asistencia.

Según las fuentes policiales y judiciales consultadas por Tílam, madre e hijo no fueron despojados de sus pertenencias, ya que en poder del joven se hallaron su billetera y unas zapatillas de buena marca, nuevas.

"Una de las hipótesis es que la única finalidad que tenían era matarlo", dijo a Tílam un jefe policial, quien agregó que se investiga una presunta pelea entre la víctima y el autor de los disparos registrada meses atrás y que pudo ser la desencadenante del homicidio.

A raíz de los dichos de la madre de Ruiz, la policía identificó a los sindicados agresores y, con orden de la UFI 23 de San Miguel, fue a buscarlos a sus domicilios, aunque no pudo hallarlos.

La causa por homicidio fue girada al fiscal del Fuero Penal Juvenil de San Martín, ya que los acusados ya fueron identificados como menores de edad.

Esta mañana, en la puerta de la casa de la víctima, en Gelly y Obes y Marconi, de San Miguel, el comisario Ibáñez relató la secuencia de los hechos y dijo que en principio nada indica que se haya tratado de un homicidio en ocasión de robo.

"La modalidad del robo no la tenemos establecida, estamos investigando otro tipo de hipótesis, entre ellas una reyerta que pudieron haber tenido. No faltó ninguna pertenencia ni se escuchó que pidieran algo", expresó Ibáñez, quien dijo que desde primera hora hay un grupo de contención de la fuerza junto a la familia de Ruiz.

En tanto un vecino de la zona contó a la prensa que el barrio no es seguro y que hay mucha gente trabajadora que sale temprano y padece el accionar de los delincuentes.

El vecino dijo que esta madrugada escuchó los gritos de la madre del joven asesinado pidiendo auxilio y que otra persona que vive en la zona fue quien la auxilió y trasladó a Alan al hospital, aunque murió antes de ser asistido.

Fuente: zonanortediario.com.ar