Gran caída del Merval junto a los mercados bursátiles del mundo

En sintonía con los mercados bursátiles de todo el mundo, el Merval -principal indicador de la bolsa porteña- sufrió ayer una baja del 12,14 por ciento, su peor caída en diez años; las medidas llevadas a cabo por los gobiernos de los países líderes de la economía mundial, que habían traído alivio en los últimos días, parecen no haber alcanzado: los primeros síntomas de recesión ya se hacen sentir.
Luego de dos días de optimismo en los mercados, en los que las bolsas de las principales plazas financieras del mundo habían experimentado generosas subas, vuelve a surgir la alarma. El Merval se ubicó ayer en un 12,14 por ciento menos y los bonos de la deuda local cayeron un 12,6 por ciento. El precio del dólar, por su parte, no sufrió grandes fluctuaciones respecto a los días anteriores: cerró en $3,23 al público y $3,19 el mayorista.

En el plano internacional, el panorama es tan desalentador como en el local. El índice Dow Jones -de Estados Unidos- bajó un 7,87 por ciento, es decir que registró la segunda peor caída de su historia. El FTSE -índice de Londres- se redujo en un 7,16 por ciento, el DAX -de Francfort- 6,49 por ciento, el IBEX -de Madrid- 4,80 por ciento y el Bovespa -de Brasil- 11,39 por ciento.

En el esfuerzo de aminorar los efectos de la crisis financiera mundial, cuyo alcance se desconoce aún, los jefes de Estado y de gobierno de los países que integran la Unión Europea se reunirán hoy en una cumbre que durará dos días. De un congreso de estas mismas características el fin de semana pasado surgieron las medidas intervencionistas -inyecciones de capital, nacionalizaciones parciales de bancos, garantías a los críditos bancarios-, iniciadas por Estados Unidos en primer lugar y luego por Gran Bretaña, que dieron lugar al respiro que se vivió en los últimos días.

Siguiendo la misma línea, los gobernantes de los Estados miembros del G-8 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Japón, Italia y Rusia) pidieron que se realize una cumbre internacional a corto plazo con el fin de analizar los pasos a seguir para frenar la debacle financiera. Además, aprovecharon la oportunidad para destacar su unión y compromiso: “Estamos seguros de que, trabajando de manera conjunta, cumpliremos con nuestros objetivos y devolveremos la estabilidad y prosperidad a nuestras economías”, dijeron.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...