San Isidro: Misa por el inicio del pontificado del Papa Francisco

En vísperas del comienzo del Pontificado del Papa Francisco, el obispo de la Diócesis de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, presidió anoche una misa en la Catedral de San Isidro (Avenida del Libertador 16199) ante cientos de vecinos que llenaron el lugar y con la presencia de los intendentes de la Región Metropolitana Norte, Gustavo Posse (San Isidro), Jorge Macri (Vicente López), Sergio Massa (Tigre) y Luis Andreotti (San Fernando), entre otras autoridades.Ante la gran cantidad de asistentes de la feligresía local, la Municipalidad de San Isidro instaló una pantalla gigante en el atrio del templo de modo que todos los asistentes pudieron apreciar las imágenes de tan significativa celebración religiosa que se transmitió en directo por la web municipal, www.sanisidro.gob.ar.

Lo que se recaudó en la colecta de la misa será destinado a las necesidades de Cáritas diocesana en respuesta al pedido del Papa Francisco de colaborar por el inicio de su pontificado con los más necesitados.

Al comienzo se proyectó un video que reflejó los momentos más importantes de la vida del nuevo Papa. El clima fue de constante alegría y emotividad entre los presentes.

Luego, Monseñor Oscar Ojea brindó una emotiva misa, donde destacó las virtudes del Papa Francisco I y explicó las implicancias de la elección de ese nombre, que tiene que ver con la “reconstrucción de la Iglesia”.

Al concluir el encuentro religioso, Gustavo Posse opinó ante la prensa que “es un inicio de un nuevo papado y como ocurrió en 2005 los intendentes de la región norte estamos juntos acompañando al Obispo, es una alegría enorme. Creemos que es una etapa nueva para el mundo y la vivimos con mucha alegría”.

Por su parte Jorge Macri remarcó que “soy un convencido de que no va a haber magia, ni se ha abierto el cielo para ayudarnos a que las cosas se arreglen mágicamente en Argentina, pero hay una gran oportunidad. Creo que esta vista puesta del mundo sobre la Argentina y la posibilidad de que uno de nosotros estí en el lugar más importante que tiene el mundo nos debería llamar a la reflexión, la unidad y el esfuerzo, y creo que el país está para más cosas si todos hacemos las cosas un poquito mejor todos los días”.

A su turno, Luis Andreotti expresó que “la Argentina fue bendecida por Dios y nosotros debemos ayudarlo. Más en el trabajo con los pobres donde los intendentes hacemos mucho, pero debemos redoblar el esfuerzo para ayudar al Papa”.

Finalmente, Sergio Massa destacó que “el primer hecho importante es la elección de un argentino. Tener un pastor cercano y argentino al frente de la Iglesia nos tiene que llenar de orgullo, emoción y compromiso. El llamado a construir una Iglesia para los pobres nos genera la obligación en el país de doblegar el esfuerzo en la lucha contra la pobreza y volcar todas las instituciones a eso. Que podamos desde este rincón del sur tener el primer Papa argentino y americano es muy fuerte, porque significa un cambio muy importante para la Iglesia. Se abre la posibilidad de la reconstrucción de la confianza en la Iglesia de muchos y es una responsabilidad enorme que recae en Francisco y en todos los que de una forma u otra practicamos el catolicismo”.

Fuente: zonanortediario.com.ar