Clausuraron el relleno sanitario de Escobar

La decisión fue tomada por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), en conjunto con la Municipalidad de Escobar, por el riesgo de contaminación que implicaba el predio. Los tícnicos coincidieron en que el establecimiento tiene deficiencias en el tratamiento de los residuos.
El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), en conjunto con la Municipalidad de Escobar clausuraron el relleno sanitario propiedad de la empresa Transportes Olivos ya que la operación en ese sitio representa un riesgo al medio ambiente y a la salud de la población.

Los tícnicos de la Provincia y el Municipio coincidieron en que el establecimiento tiene deficiencias en el tratamiento de los residuos y la gestión que hace de mismos, al comprobar irregularidades con la cobertura en el frente de descarga y el tratamiento de los líquidos lixiviados, además el lugar no contaba con el Estudio de Impacto Ambiental correspondiente.

El Relleno Sanitario de Transportes Olivos comenzó a funcionar hace 10 años y está ubicado a unos 8 kilómetros del casco cíntrico de la ciudad y a menos de dos kilómetros del Río Luján.

Los vecinos y ONG´s de la zona venían denunciando la irregular situación ya que para ellos este relleno causaba olores nauseabundos y contaminaba gravemente las vías hídricas, y el suelo y subsuelo, tanto en las zonas de instalación y deposición como en las adyacentes y lejanas.

Los niños de la escuela que se encuentra ubicada a menos de dos kilómetros de este relleno, según los vecinos, eran los más perjudicados, ya que los olores que emanaba el establecimiento debían ser soportados por los chicos y docentes diariamente.

“Cuando se inicia la actividad del basural, se inicia solo para residuos sólidos urbanos, no para patológicos ni industriales”, era una de las quejas más resonantes de los habitantes de la zona.

El OPDS y las autoridades municipales de Escobar venían trabajando en forma conjunta desde hace varios meses en un relevamiento informativo que derivó en la inspección y posterior clausura del establecimiento.

La empresa ha sido intimada por el OPDS a notificar a todos los servicios de transporte que llegan al establecimiento sobre la situación actual para que los residuos que a diario se disponen en el relleno vayan a otro sitio autorizado por el Organismo.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...