Un hombre fue asesinado cuando intentaban robar en su casa

Un docente de artes plásticas fue asesinado hoy de dos balazos delante de sus padres cuando intentó evitar que tres delincuentes ingresaran a robar a su casa de la localidad bonaerense de Billinghurst, partido de San Martín, informaron fuentes policiales y judiciales.La víctima fue identificada como Juan Manuel Miranda (30), por cuyo crimen se realizaron esta tarde varios allanamientos en los que detuvieron a cinco sospechosos, uno de ellos menor de edad, y se secuestraron tres armas de fuego y un auto presuntamente utilizados en el hecho.

Juan Manuel era docente en la Tecnicatura en Multimedios del Instituto La Salle de Billinghurst y había sido elegido para pintar un mural en reconocimiento al artista local Gerardo Granda, frente a la Plaza de Beltrán, Caseros, declarado de Interís Municipal.

"Lo más triste de todo esto es que ya no podemos hacer nada, solamente llorar", dijo a la prensa Juan Carlos Miranda, padre de Juan Manuel, mientras que su madre, Ana María, expresó su dolor y agregó que cuando lo encontró en medio de un charco de sangre le pidió que no se muriera, le puso una almohada debajo de la cabeza y lo tapó, "pero ya era tarde".

El hecho ocurrió cerca de las 3.30, en una casa ubicada en La Crujía al 6000, a metros de la calle Presidente Mont, en el barrio Villa Libertad, de Billinghurst, donde vive la familia Miranda.

Según los investigadores, todo comenzó cuando tres jóvenes armados saltaron un enrejado, accedieron a un patio exterior de la vivienda donde se hallaba estacionado un auto Chevrolet Corsa y forzaron la reja de una ventana con intención de ingresar a robar a la vivienda.

Juan Manuel se encontraba durmiendo en uno de los dormitorios que da al frente de la casa, mientras que sus padres se hallaban descansando en otra habitación.

Los ruidos realizados por los delincuentes despertaron a Miranda, quien se dirigió hacia el living y allí se encontró con que los asaltantes que querían ingresar, por lo que intentó evitarlo.

Aparentemente, al verlo, los ladrones comenzaron a disparar y asesinaron a Juan Manuel, quien cayó sobre una mesa en el interior de su casa.

Los peritajes determinaron que la víctima recibió dos impactos de bala que le provocaron la muerte en el acto, delante de sus padres que tambiín se despertaron y fueron a ver quí estaba pasando.

Por su parte, los asaltantes huyeron sin robar y los investigadores creen que se trata de tres jóvenes de una villa cercana al lugar del hecho.

"Lo mataron hoy a las tres de la madrugada adentro de mi casa. Fueron tres delincuentes que forzaron la ventana, rompieron una reja y le pegaron tres tiros y lo mataron", dijo el padre y precisó que su hijo dormía "en una habitación adelante, y cuando sintió ruidos, salió a ver quí pasaba. Por la ventana, como no pudieron entrar, los delincuentes le tiraron y lo mataron".

"Cuando lleguí yo, tres o cuatro segundos despuís, ya estaba tirado y se murió", dijo el hombre, quien agregó que a su hijo "los asesinaron a quemarropa".

"Pienso que íl no quiso que los delincuentes entraran (a robar). El estaba de este lado de la habitación y ellos le dispararon desde afuera", aseguró.

Según el hombre. los delincuentes "ya habían roto con una barreta la reja de contención de la ventana" mientras íl y su esposa dormían y que reciín se despertaron con los gritos de su hijo.

"Lo más triste de todo esto es que no podemos hacer nada, solamente llorar. Esto no puede quedar en el silencio. Pensaba que el dolor no me iba a llegar nunca. No lo puedo entender", señaló.

A su lado, su esposa agregó: "Por más que detengan a los criminales, a mi hijo ya no me lo devuelven con vida" y añadió que, cuando los delincuentes dispararon, ella se despertó y salió corriendo para ver quí pasaba y ahí se encontró con su hijo tirado sobre una mesa de vidrio.

"Estaba tirado y lleno de sangre. Enseguida lo tiramos al piso, le puse una almohada debajo de la cabeza y lo tapí, pero ya estaba muerto", explicó la mujer.

Tras el crimen, los investigadores obtuvieron imágenes de las cámaras del Centro Operativo de Monitoreo (COM) de San Martín que captaron a los asesinos merodeando la casa de Miranda a bordo de un Peugeot 504 blanco entre las 2.13 y las 3.31.

Al seguir la pista del auto, la fiscal de Instrucción de San Martín, Noemí Carreira, dispuso un allanamiento de urgencia en Billinghurst donde se secuestró el vehículo buscado, un arma de fuego calibre 9 milímetros -el mismo que el de la homicida-, y se detuvo a un adolescente de 17 años, precisó un jefe policial.

Como este acusado es menor de edad, la causa pasó al Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil, donde se unificó con otras por robos cometidos en la zona y bajo la misma modalidad, y en ese marco, se realizaron siete nuevos procedimientos en los que aprehendieron a otros cuatro sospechosos mayores de edad y se secuestraron armas.

Una fuente judicial explicó que se sospechaba que el adolescente tiene una vinculación directa con el crimen, en tanto que los otros apresados serían acusados de encubrimiento ya que en su poder se hallaron elementos presuntamente robados.

Fuente: zonanortediario.com.ar