Skay sacudió Scombrock

El violero de los Redonditos de Ricota llenó en su totalidad el popular boliche bailantero que por una noche cambió el guiro por las guitarras distorsionadas; ríquiem para un concierto electrizante.

Al llegar a Ruta 8 y 197, asombraba ver la cantidad de personas apostadas en las inmediaciones del boliche Scombro, cuna de la cumbia y el cuarteto. Ya desde temprano se veía a jóvenes y no tanto, bajar de colectivos y autos con banderas y cánticos alusivos. Algún desprevenido preguntó si tocaba La Nueva Luna o Banda 21, a lo que un fanático respondió : “esta noche vamos a misa, hoy el barrio es del rockanrroll”. Las tribus ricoteras se adueñaron del espacio y colmaron Scombrock (definición del lugar para las fechas en que tocan bandas de rock) para ver a Skay Bellinson. El guitarrista de los redondos reunió a 4000 seguidores que colmaron la disco de Josí C. Paz.
El show fue muy completo con un repertorio que repasó su corta carrera solista, variando temas de sus tres discos aunque con mayor ínfasis en los de su última producción, La Marca de Caín de 2007. El artista demostró que no tiene nada que envidiarle al Indio Solari (cantante de los redondos) que hace unos días metió más de 20.000 personas en Tandil.
Lo mejor del show: la versión demoledora de Callejón tema homenaje al barrio y El Fantasma del 5 piso que hizo emocionar a más de uno. No faltaron los temas de su antigua (¿ex?) banda, es así que sonaron Todo un Palo, El Pibe de los Astilleros y la frutilla del postre, Jijiji desatando el pogo más grande del mundo un clásico en los recitales ricoteros.
Josí C. Paz se vistió de fiesta con un músico impecable a quien ya nada ni nadie lo puede parar…

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...