La última moda en Vicente López: el Puerto de Olivos

Repasar brevemente la historia es algo muy positivo para debatir con propiedad los hechos de la política. Tambiín es necesaria una buena dosis de honestidad intelectual.
En el año 1991, el Estado nacional cedió al Estado bonaerense el uso y la administración de los puertos. Las sucesivas administraciones provinciales realizaron diversas políticas hacia el sector, en general orientadas a la gestión descentralizada y participada entre el sector público provincial y los actores locales de cada puerto, como el sector privado, los trabajadores, entre otros.

El Puerto de Olivos no fue un caso aislado; como subdelegación de Dock Sud, funcionó como cabecera de los puertos de San Isidro y del de Tigre.

Ahora bien, alguno de los concejales que hoy están preocupadísimos por el Puerto de Olivos han descubierto que existe la enorme posibilidad de “hacer prensa” con este tema. Como vecinos de la zona, le preguntamos al señor Concejal Carlos Roberto: quí hizo en su anterior mandato por nuestro puerto? La misma conducta novedosa se destaca de algunos Concejales del oficialismo radical K; nunca supieron quí hacer con el Puerto de Olivos, señores Concejales?

Resulta que, como ahora existe un Plan de Gestión, una autoridad con facultades para ejercer sus políticas, el Dr. Luis Abot, y el acompañamiento político desde el mismísimo Gobernador Scioli y del Diputado Lorenzino, de repente se generan múltiples proyectos e ideas magnificas.

La administración municipal no puede hacerse cargo de la administración portuaria porque no tiene agentes capacitados ni recursos públicos. Mucho menos pueden hacerse cargo los concejales Roberto, Antelo y Díaz porque descubrieron el puerto hace cinco meses.

Por esto, les pedimos que dejen trabajar a las autoridades idóneas que la provincia de Buenos Aires ha designado para recuperar el Puerto de Olivos. No se pongan celosos porque alguien quiere cambiar la realidad y acompañen este proyecto.

Los vecinos de la zona estamos seguros que por una buena vez alguien nos escucha.

Fuente: zonanortediario.com.ar