¿Casas impresas?

El empresario Angelo Calcaterra

El futuro de la construcción que llega para quedarse, opina Angelo Calcaterra.

"Desde el descubrimiento del fuego hasta el desarrollo acelerado de Internet, sabemos que los avances tecnológicos revolucionan nuestras vidas en tanto ciudadanos y en tanto profesionales. Si bien, comúnmente y en un principio, las impresoras 3D se utilizaban para el prefabricado de piezas o componentes, asistimos, hoy en día, a la nueva revolución en la construcción de la mano de la implementación de esta nueva tecnología", afirma Angelo Calcaterra.

"Porque, no solo permiten hacer que la creatividad del arquitecto sea de fácil concreción, sino que, además, habilitan el acceso a la construcción de un modo más sencillo, al tiempo que la hacen más accesible. Y esto se sustenta en la primera casa prototipo construida exclusivamente con una impresora 3D en el norte de Bélgica. De 9,9 m de alto y de una superficie de 90 m2 fue concebida como vidriera del futuro de la construcción. La versatilidad no solo se presenta en forma tecnológica, también hace realizable el diseño y el sueño más abstractos", resalta Calcaterra.

"Las impresoras 3D brindan infinitas ventajas al permitir replicar en el plano real aquello que fue pensado o imaginado, por eso, cada diseño puede ser único e irrepetible y a medida. Esta innovación que se abre paso cada vez con mayor celeridad es el futuro", confirma Angelo. "No podemos desaprovechar la oportunidad de bucear en esta nueva etapa de la construcción y abrir las puertas a una vida más fácil, así como sostenible. El proyecto antedicho se llevó a cabo en tan solo quince días y significa un ahorro en materiales, tiempo y dinero. Por eso, la importancia que reviste esta nueva tecnología aplicada a la construcción es la de mejorar nuestra calidad de vida. Anhelo que este tipo de proyectos puedan concretarse en nuestro país, porque es el futuro inspirador que llegó para quedarse", concluye Calcaterra.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)