Obras en la Av Fondo de la Legua

Los trabajos se realizan entre Thames y Colectora Panamericana; ensancharán y construirán un desagüe pluvial en este acceso; la nueva avenida tendrá un boulevard central, doble vía, dársenas de giro y un moderno sistema de semaforización y señalización.La avenida Fondo de la Legua, una de las arterias más transitadas del partido, utilizada habitualmente para unir San Isidro y Martínez con Villa Adelina o como salida o acceso a la Panamericana, se renovará totalmente en el tramo comprendido entre la colectora de la autopista y la calle Thames.

La Municipalidad de San Isidro, a travís de la Secretaría de Obras Públicas, comenzó a realizar una obra integral que comprende el ensanche de la avenida y la construcción de un desagüe pluvial.

“Se trata de una obra muy deseada por los que habitualmente transitan por esta avenida y muy necesaria porque requería de un tratamiento muy profundo como el que se está realizando ahora”, indicó el secretario de Obras Públicas, Federico García.

La construcción, de aproximadamente 600 metros de largo, dotará a esta avenida de dos calzadas de 6,34 metros de ancho, con dos carriles cada una, separadas por un boulevard central.

El ensanche se ejecutará mediante el tendido de una base de hormigón pobre de 15 centímetros de espesor y una calzada de hormigón rico de 20 centímetros reforzado con una malla de acero, explicó García.

“La obra consiste en la remoción total del pavimento actual que ya estaba muy deteriorado. Vamos a hacer una doble vía con un boulevard central. Además se conservarán los árboles añosos que hay en este lugar”, mencionó el funcionario.

La construcción del desagüe pluvial correrá por debajo de la arteria, entre las calles Cuyo y Catamarca. El conducto de aproximadamente 310 metros de largo tendrá un diámetro de 1 metro en un sector y 0,80 en otro y se conectará con el desagüe existente en las calles J. A. Mazza – Catamarca.

“Esta es una calle que sufría mucho el drenaje de los líquidos pluviales por lo que se van a construir unos 300 metros de conductos para desagüe y cerca de 20 sumideros”, especificó García.

Respecto a los beneficios que traerá esta obra a esta arteria tan transitada del distrito, el secretario de Obras Públicas sostuvo que mejorará notablemente la circulación de tránsito y sobre todo garantizará la seguridad vial. “Los beneficios para el tránsito son totales. La avenida tendrá una doble vía, no habrá agua en la calzada cuando llueva y tendrá dársenas para giro y un buen sistema de semaforización y señalización”, destacó.

Los trabajos, que cambiarán totalmente el panorama de esta zona, se desarrollan en el marco del Programa de Mejoras y Mantenimiento de la red vial dispuesto por el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, para el año 2013.

Fuente: zonanortediario.com.ar