Diego Diéguez Ontiveros: “No hay nada más claro que si tomamos alcohol no podemos manejar”

En diálogo con “Aquí no ha pasado nada”, espacio radial de Zona Norte Diario Online, el abogado Diego Diéguez Ontiveros, especialista en delitos viales, opinó sobre la decisión del Municipio de Tigre de aplicar tolerancia cero al alcohol al volante.

Consultado al comienzo de la nota sobre su opinión tras la decisión de aplicar desde la semana pasada tolerancia cero al alcohol al volante en Tigre, Diéguez Ontiveros dijo estar “en principio, muy contento, pero más que contento por una sensación de haber avanzado tanto desde Malditas Picadas como de Madres del Dolor o Luchemos por la Vida, que hemos presentado proyectos de ley y Tigre se pone como ejemplo ahora en el conurbano. Tenemos de estas cuestiones en Salta y Córdoba, pero no teníamos en el conurbano bonaerense, pero no solo tener la tolerancia cero sino también los fundamentos del decreto municipal que son muy buenos y contundentes y hablan de esta realidad, que parece que no queremos entender. No hay nada más claro que si tomamos alcohol no podemos manejar. No podemos manejar nuestros actos elementales, imagínense un vehículo o una moto. Entiendo que verdaderamente, esa iniciativa del intendente ha tomado en cuenta los conceptos más modernos del derecho internacional en cuanto a comprender, y eso llevarlo a un decreto municipal, que es esto: hay disminución de reflejos, alteración de la percepción de las cosas, aumento de sensibilidad de la luz en la vista. Son cuestiones físicas, no políticas. No hay comprensión de sonidos, los reflejos son tardíos. A nivel nacional se toleran unos 500 mg de alcohol por litro de sangre y en motos unos 200 mg. Por arriba de eso, empiezan las multas. El intendente puede regular el nivel local, pero seguimos trabajando para que esto sea a nivel nacional. No hay nada más claro que la estadística: es fatal. Hay más chances de atropellar a alguien o chocar, a que no ocurra”.

En ese sentido, acerca de los resultados en Salta y Córdoba, enfatizó: “Tengo una actitud crítica contra las normas severas, porque no logran disuadir al trasgresor. Acá sí. Porque al haber multas altas, secuestro del vehículo e inhabilitarte para conducir, eso disuade a la persona de hacerlo. Porque está íntimamente relacionado con un objeto que necesita para trabajar o por placer. Ustedes sabemos que tenemos una triste doble vara para algunas cosas y tal vez le demos importancia a perder el vehículo o pagar mucha plata y no a que podríamos haber matado a alguien. Como esas cuestiones no las puede regular la ley, pero sí los hechos, el hecho es que en las provincias ha reducido notablemente los casos de hechos de tránsito en los que se ve involucrado el alcohol. Sí existen, pero se percibe la baja del consumo de alcohol al volante. No obstante, somos de los países con más muertes de tránsito al año. Durante la pandemia, en los primeros meses, no hubo casi estadísticas de muerte. No bien eso se despejó, ya vamos por 4800 muertos. Es escalofriante, nos volvemos a subir a los autos y repetimos los hechos delictivos y parece que no aprendiéramos”.

Finalmente, Ontiveros contó el estado de la llamada Ley Tahiel de la que es uno de sus principales impulsores: “Estamos trabajando en Comisión en la Cámara de Diputados, con todos los bloques. Contamos con el apoyo de todas las bancadas, eso es bueno. Hace tiempo que hacemos reuniones, la pandemia atrasa, pero espero que antes de fin de año salga. Es la ley de homicidios viales, con esta ley no haría falta recurrir al dolo eventual, quien mata por estar alcoholizado, o por exceso de velocidad o por correr una picada, ya directamente es considerado homicidio simple. Eso sería un gran avance. Seguimos avanzando con el caso de Tahiel, por conseguir la elevación a juicio. Han intentado conseguir la libertad de los asesinos, pero hemos conseguido que sigan presos hasta el juicio, y con grandes esperanzas de que tengan una condena ejemplar para paliar algo del gran dolor de esos papás”.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)