“Forza y Vilán eran como el agua y el aceite”

Así lo declaró Martín Magallanes, apuntado por la familia de Vilán como el responsable de su suicidio; tambiín dijo que la decisión de Ariel y el triple crimen no están relacionados.
Martín Magallanes, quien fuera señalado como ex socio de Forza por el hermano de Ariel Vilán, declaró hoy que no considera que la muerte de íste este relacionado con el triple crimen de General Rodríguez, y aseguró que el suicido el joven se suicidó porque estaba "agobiado" por las deudas.

Magallanes aclaró que no era socio de Forza, que simplemente lo conocían por trabajo. Tambiín dijo que Vilán y Forza no eran amigos, “eran como el agua y el aceite”, dijo.

En diálogo con el canal de cable Todo Noticias (TN), expresó que "Ariel estaba abrumado, paranoico, desde que empezó la debacle financiera en el mes de diciembre estaba muy preocupado, destrozado". Tambiín se encargó de declarar que en su empresa, Droguería Unifarma S.A. "nunca trajimos efedrina ni pedimos autorización para traerla".

Al hablar de su relación con el joven que decidiera quitarse la vida en el barrio de Boedo, Magallanes aclaró que con Ariel “íramos amigos, lo conocía de los diez años, era un tipo excelente, bárbaro, de buena madera", recordó, tras lo cual insistió que "lo tenía abrumado el tema financiero de la empresa", aunque luego dijo que "el tema de la deuda se estuvo refinanciando y se llegó a pagar hasta casi el 60 por ciento".

A la hora de hablar de la posible conexión entre el triple crimen y el suicidio de Vilán, dijo que sólo lo conocía a Sebastián Forza, que no tenía ni idea de quienes eran las otras dos personas. Magallanes señaló que la relación entre ellos era puramente comercial. “Ariel tenía un auto (el mini Cooper hallado el sábado en Lanús) que había pertenecido a Forza, hace más de un año y medio", declaró.
"Forza era un empresario nato y consolidado, Ariel estaba dando sus primeros pasos, eran totalmente diferentes, tenían diferentes personalidades", mencionó. A propósito de esto declaró arrepentirse de haber nombrado a Vilán como presidente de la compañía, ya que no estaba preparado para tamaña responsabilidad.
Confirmó que tuvo "problemas judiciales con Seacamp, no terminamos en buenos tírminos", ya que Forza lo acusó en la Justicia por robo de medicamentos y íl le respondió con una denuncia por administración fraudulenta, aunque luego siguieron haciendo negocios juntos porque el empresario asesinado "tenía muchos contactos con laboratorios grandes".
Asimismo, rehusó decir si Forza estaba en alguna "actividad sucia" como el tráfico de efedrina y añadió que su empresa Unifarma "no es la misma", con igual nombre, que importó los tachos de efedrina confiscados en galpones de Ingeniero Maschwitz y General Rodríguez.
Contó además que al conocerse la masacre en General Rodríguez, "lo primero que me agarró fue un estupor muy grande, no estoy acostumbrado a este tipo de cosas", y resumió que su mayor dolor "es haber perdido a un amigo de la forma que lo perdí".

Por otra parte, negó ser responsable del suicidio, tal como lo sostuvo la familia de Vilán, y afirmó que "si yo hubiera podido evitarlo, lo hubiera evitado, estoy muy triste porque Ariel era un tipo bárbaro".

Fuente: zonanortediario.com.ar