Arteaga: "Los controles de alcoholemia no son para espantar al turista"

Los controles de alcoholemia que se llevan a cabo en Mar del Plata son para prevenir accidentes causados por el abuso en el consumo de alcohol pero tienen "muy en cuenta" que trata de "una ciudad turística", dijo hoy el titular de Transporte y Tránsito de la comuna marplatense, Juan Josí Arteaga.
Acerca de la modalidad de los controles de alcoholemia que se realizan en Mar del Plata, Arteaga dijo hoy "que no hacemos, como ocurre en otras ciudades, operativos de alcoholemia a las 10 u 11 de la noche, cuando el turista va a cenar, y sí lo hacemos de madrugada, y en la costa, dónde se detectan grandes excesos en la ingesta de alcohol", aclaró.

El funcionario dijo que el turista que, por ejemplo, sale a cenar y toma alguna copa de vino o de cerveza, mesuradamente, no tendrá problemas, aunque advirtió que "eso no significa que se pueda beber indiscriminadamente alcohol y salir haciendo "ochos" con el auto".

"Además, en caso de accidente, la policía lo primero que hace es verificar los niveles de alcohol en sangre", aclaró.

El titular municipal de Transporte y Tránsito dijo que, a partir de los controles de alcoholemia que se realizan en la costa marplatense durante las madrugadas de los fines de semana "no hubo, en el último año, accidentes con heridos graves o muertos" en ese sector y horario.

Los controles se realizan habitualmente en la zona de la costa que va desde avenida Constitución hasta el centro marplatense y tambiín cerca de Alem, en puntos de concentración de discotecas y bares frecuentados por miles de jóvenes.

En caso de que el alcoholímetro detecte un nivel superior al 0,5 por ciento de alcohol en sangre se secuestra el auto, se incauta el registro por un plazo mínimo de 30 días y se envía al infractor al Juzgado de Faltas, donde se le aplica una multa de 1.000 pesos como mínimo y que se incrementa proporcionalmente al nivel de alcohol detectado.

La sanción tambiín se incrementa en caso de reincidencia, "aunque en Mar del Plata son mínimos los automovilistas que reinciden", aseguró Arteaga.

El funcionario tambiín desmintió que esta semana no vayan a hacerse nuevos operativos de alcoholemia porque el playón donde se llevan los vehículos que se secuestran está colapsado.

"Es cierto que con los 30 vehículos que se secuestraron por alcoholemia este fin de semana se superó la capacidad del playón, pero eso no significa que no continuemos con los operativos", señaló.

Arteaga informó que, al completarse el playón, 20 de los vehículos secuestrados fueron ubicados en la calle 25 de Mayo con custodia policial.

El funcionario estimó que el playón de descongestionará rápidamente "porque en los casos de alcoholemia, una vez que el conductor va al juez y paga la multa correspondiente, se le entrega el vehículo, aunque lo debe retirar alguna persona con carnet habilitante".

El playón de secuestros, ubicado en 25 de Mayo y Jujuy, tiene capacidad para unos 130 vehículos.

Arteaga explicó además que se está actuando con mayor rigurosidad en contravenciones como estacionamiento en lugares prohibidos, en dársenas de ascenso y descenso de pasajeros de colectivos y en rampas para discapacitados.

"Mar del Plata de por sí tiene un parque automotor muy importante, al que en verano se le suman los autos de los turistas que no son pocos, entonces ordenar el tránsito requiere de un gran esfuerzo", explicó.

Como recomendaciones, Arteaga mencionó la necesidad de "no estacionar en los lugares prohibidos; evitar los congestionamientos y, básicamente, respetar las normas de seguridad que todo conductor habilitado conoce".

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...