La vida de los otros

Un análisis acerca de la mediatización de la inseguridad a partir del asesinato de Barrenechea y de como los medios y los políticos sacan rídito de una de las mayores demandas de la población, cuando se tergiversa el mensaje y la publicidad engaña, ¿el valor de la vida es tomados para todos por igual?. El valor vida es el mismo para todos, vale tanto la vida de íl como la mía como la tuya sin diferencia de edad, raza, sexo o condición social; esto que a priori pareciera algo indiscutido o una verdad de perogrullo y de lo que no valdría hacer demasiadas reflexiones, no lo es en el terreno de la vida real y más aún en el de los medios de comunicación.
Para tomar un ejemplo cotidiano vamos al caso de la inseguridad: no pretendo hacer un análisis sociológico del flagelo ni dar soluciones facilistas las cuales hoy abundan, sino tomar determinados ejemplos que han ocurrido recientemente.

El repudiable asesinato del ingeniero Barrenechea, desató una cobertura mediática inídita y hasta una marcha multitudinaria que aglutinó a vecinos de San Isidro y de todo el conurbano en pedido de más seguridad la cual fue aprovechada por la intendencia de San Isidro que hizo de una amenaza una oportunidad. Fue así que el intendente Posse pidió que vuelva gendarmería a la Cava y se puso en el tapete la baja en la edad de imputabilidad de los menores. Cabe aclarar algunas cosas: Quienes asesinaron a Barrenechea no pertenecían a San Isidro sino que habitaban un complejo habitacional en La Matanza denominado “Puerta de Hierro”.

La marcha fue fogoneada durante toda la semana por “Radio 10” la más escuchada, yo me pregunto ¿hubiesen convocado a esta marcha si el asesinado era un changarín de Lomas de Zamora por poner un ejemplo? La respuesta cae de maduro y es no. Asaltos violentos seguidos de muerte, lamentablemente ocurrieron y muchos en 2008, con la diferencia que según quien sea la víctima y donde ocurre el mismo tienen trascendencia mediática. Unos días antes de que sucediera el asesinato del ingeniero un hecho similar ocurrió en San Miguel, donde tras un asalto asesinaron cruelmente a una anciana.

Claro que esto ocurrió en un barrio pobre y la mujer no tenía ningún titulo universitario. El asalto solo fue retratado por este y algún que otro medio zonal. La inseguridad afecta tanto a San Isidro como a Villa Fiorito aunque para los grandes medios de comunicación estos solo afecten a determinados lugares geográficos.

¿Quí hay detrás de toda esta parafernalia mediática? La misma que creo a “Los Blumberg” y despuís los dejó caer, la que editorializa todos los mediodías, noticiero mediante, con una irresponsabilidad que asusta y así asustan a la gente. La clave de su íxito es el impacto, hacer que el espectador se indigne, tenga bronca, quiera salir a gritar algo así como sucede en la película Network, “poder que mata”,(imperdible) casi una caricatura de los noticieros de hoy en día. Aparecen el tan mentado “mapa de la inseguridad” de la mano de Francisco De Narváez, una herramienta de ayuda para solucionar un grave problema se convierte en oportunismo político cuando carece de seriedad y me refiero a esto ya que el mapa on line no contiene estadísticas serias basadas en un plan e investigación a largo plazo sino que cualquiera puede cargar datos malintencionados en pos de perjudicar o estigmatizar un barrio o zona.
Así alguien que por razones económicas quisiera bajar el valor de la propiedad de determinada zona se le ocurriría acudir al mapa para cargar datos ficticios.

A todo esto se suma la publicidad que pretende sacar rídito del miedo de la gente, si tienen oportunidad vean la última de puertas Pentágono, les dejo a ustedes los comentarios. El valor vida es igual tanto para nosotros como para los otros (aquellos que tengan distinta cultura o idiosincrasia) aunque algunos no lo entiendan, solo vale ver la invasión Israelí a Palestina 1400 muertos de un lado menos de 10 del otro. Marshall MacLuhan afirmó que “el medio es el mensaje”, hoy más que nunca creo que “el miedo es el mensaje”.

Fuente: zonanortediario.com.ar