El PK de Vicente López realizó un homenaje por el Día de la Memoria

El Peronismo Kirchnerista de Vicente López encabezado por la diputada Diana Conti, Leonardo Rial, Lorenzo Beccaria y Guillermo León realizó una jornada por la memoria a 37 años del último golpe de Estado; durante el viernes y el sábado se proyectaron documentales, hubo música en vivo, charlas y se cerró con un panel en el que estuvieron presentes los periodistas Roberto Caballero y Raúl Isman. La actividad se llevó a cabo en el Centro Cultural “La Hora de los Pueblos” de Munro, durante dos jornadas hubo lecturas, bandas en vivo, proyecciones conmemorativas y charlas debate de las que participaron los periodistas Ariel Magirena (de la TV Pública) Daniel Mojico (conductor radial y poeta), Raúl Isman (profesor de la UBA) y Roberto Caballero (Fundador del diario Tiempo Argentino).

Los referentes del espacio en el distrito, Diana Conti, Lorenzo Beccaria, Leonardo Rial y Guillermo León destacaron el compromiso del gobierno nacional en materia de derechos humanos y esclarecimiento de los crímenes de lesa humanidad.

El cierre de ambas jornadas estuvo marcado por un panel del que participaron Raúl Isman y Roberto Caballero y al que fueron invitados Joaquín Noya del Movimiento Evita y Gustavo Mattías de La Cámpora.

La diputada nacional Diana Conti enfatizó que “la mayoría nos conocemos porque somos compañeros de íste nuestro querido distrito de Vicente López donde la matriz neo liberal es más resistente que en otras zonas de nuestra querida Argentina o nuestro querido conurbano. Hoy yo vine a aprender, a escuchar a Roberto para la tarea que llevamos adelante nosotros como militantes en la fábrica, en la oficina para difundir y lograr en Vicente López esta cohesión social que respalda a Cristina Fernández de Kirchner”.

Joaquín Noya por su parte subrayó que “me parece muy importante que recordemos estas fechas, que generemos discusión, ámbitos de organización y que la reivindiquemos desde el proyecto de los compañeros y las compañeras. Siempre decimos que la mejor manera de cerrar esta herida en la historia de nuestro pueblo no es solamente recordando sino tambiín construyendo la victoria por la que ellos estaban peleando, desde 2003 en adelante hemos empezado a transitar ese camino”.

Gustavo Mattías agregó: “No olvidemos al compañero Nístor Kirchner que sin haberlo dicho de una manera electoralista tomó las medidas que había que tomar para recuperar las banderas de todos los compañeros desaparecidos”.

Raúl Isman se refirió a las complicidades de los partidos políticos durante el golpe: “El peronismo tuvo Intendentes durante la dictadura, el vice gobernador en ejercicio durante aquella ípoca era Victorio Calabró y le abrió la puerta con honores al interventor militar. Por supuesto que el partido que más colaboró con el gobierno militar fue la Unión Cívica Radial, fueron 600 Intendentes los que le puso la UCR”.

En tal sentido señaló que “Ricardo Balbín fue golpista contra Perón, fue golpista contra el propio radical Illia y preanunció el golpe del 76. Cuando los militares se llevaron a dos legisladores radicales: Hipólito Solari Yrirgoyen y Amaya, no pudieron arrancarle ni media palabra contra la dictadura militar”.

El cierre quedó para Roberto Caballero quien destacó que “los traumas que dejó ese golpe todavía están presentes en nuestra realidad. Parte de la curación de este proceso comienza tibiamente con los juicios a las juntas pero se concreta y da su paso simbólico quizás más importante cuando Nístor Kirchner baja el cuadro de Videla, ahí la sociedad comenzó a sanar, a recuperar palabras”.

Por otro lado dejó en claro que “el golpe del 76 fue cívico-militar, los militares eran el brazo armado del poder fáctico en la Argentina, el mismo que hoy enfrenta al kirchnerismo: la sociedad rural, la embajada de EE.UU. los monopolios”.

Por último enfatizó que “hay un nuevo ataque especulativo contra este gobierno, contra este proceso de los mismos sectores que se beneficiaron durante la dictadura con la masacre y genocidio de los argentinos. Esos que en los noventa produjeron su utopía, que era que la Argentina podía vivir con más de 20 millones de excluidos”.

Fuente: zonanortediario.com.ar