Presentaron textos inéditos del escritor Ricardo Güiraldes

El Instituto Cultural mostró un libro que recopila obras del reconocido autor, representante de la literatura gauchesca nacional; la edición se titula “Diarios – Cuadernos de Disciplinas Espirituales”.
El Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires presentó en la Casa de la Provincia, un libro que recopila textos iníditos del reconocido escritor Ricardo Güiraldes, representante de la literatura gauchesca nacional y autor de numerosas obras literarias de prestigio, entre las que se encuentra su obra cumbre, “Don Segundo Sombra”.

El acto fue presidido por el presidente del Instituto Cultural, Juan Carlos D’Amico; el Secretario Ejecutivo, Sebastián Berardi; y la intendente de San Antonio de Areco, Maria Esther Lennon. La presentación contó además con la presencia de la escritora Gabriela Mizraje, y el historiador, escritor y dramaturgo, Mario Pacho O´Donnell, quienes disertaron sobre la importancia de las figura de Güiraldes y en relación a la reciente publicación, una obra inídita que sale a la luz pasados 81 años de la desaparición del autor.

La edición, que se titula “Diarios – Cuadernos de Disciplinas Espirituales”, reproduce fehacientemente un cuaderno manuscrito que Güiraldes escribió, a modo de diario personal, entre el fin del verano de 1923 y la primavera de 1924. La mayor parte de los textos fueron escritos durante sus estadías en la Estancia “La Porteña”, ubicada en la localidad de San Antonio de Areco.

Se trata, en definitiva, de un material que alcanza una importancia trascendental no sólo en tírminos literarios sino tambiín históricos. Sus manuscritos funcionan como testigo de las costumbres de ípoca y aportan datos de la vida cotidiana del autor como ningún otro material podría suministrar. Su gusto por el mate, las comidas cotidianas, los baños en el río, y los rutinarios ejercicios de respiración durante las mañanas, son menciones que Güiraldes apunta constantemente sobre el diario.

Pero de todos los testimonios que este cuaderno registró, hay algunos que sobresalen por conservar mayor riqueza. Por ejemplo, durante algunos fragmentos del diario el lector puede advertir la presencia de los textos que Güiraldes está por producir, como es el caso de “Don Segundo Sombra”, y que lo llevaron a ser uno de los escritores de mayor importancia del siglo XX. Tambiín, aparecen con fuerza diversas referencias a su estado de salud y, sobre todo, claros indicios del momento espiritual que atravesaba. Según remarcó Gabriela Mizraje, el autor mientras escribía este diario “estaba detrás de una superación personal, un camino de búsqueda espiritual interior. Su intensión más profunda era la depuración interior y conectarse a la filosofía oriental”.

El libro cuenta con 207 páginas y en su estructura contiene, además del diario, una versión facsimilar de los escritos originales del cuaderno.

Según resaltó el presidente del Instituto Cultural, Juan Carlos D’Amico, “la publicación de esta obra se da en el marco de proyectos que venimos llevando adelante. Uno de ellos tiene como objetivo estimular nuestras industrias creativas, entre ellas la del libro. Y otro vinculado a la promoción de la lectura por el cual hemos declarado a la provincia en Estado Público de Lectura, y a partir del cual ya comenzamos a realizar diversos encuentros en el interior provincial”.

Luego de la presentación del libro, y como cierre del evento, se realizó un espectáculo musical con la participación de músicos y bailarines oriundos de San Antonio de Areco, ciudad natal de Güiraldes, quienes desplegaron un repertorio con ritmos típicos de la provincia de Buenos Aires.

RICARDO GÜIRALDES (1886 – 1927)

Nació en Buenos Aires en 1886, en el seno de una familia de buen pasar. Su padre, Manuel, fue Intendente de Buenos Aires durante la presidencia de Roca. Su niñez transcurrió en la estancia "La Porteña", ubicada en San Antonio de Areco, provincia de Buenos Aires. Allí vivenció el mundo campestre y la realidad del gaucho, que luego plasmó a lo largo de su obra. Viajero incansable, recorrió varios países y estuvo en contacto con figuras literarias como Dostoievski, Flaubert, Wilde, Baudelaire y famosos pintores y escultores.

A partir de 1915 comenzó su labor literaria con "El cencerro de cristal", en el cual se alternan la prosa y el verso y "Cuentos de muerte y de sangre". En 1917, apareció "Raucho", de carácter autobiográfico, donde expresó sus vivencias parisinas y reivindica la vida en la pampa. En 1918, se publicó "Un idilio de estación", novela breve, que a partir de 1922 se tituló "Rosaura". En esta obra nuevamente enaltece la vida campesina en comparación con la de la gran ciudad. Entre 1919 y 1920 residió junto a su esposa en París, donde fue estimulado y elogiado por el escritor Válery Larbaud. En 1921 retornó a Argentina. En 1923 se conoció "Xaimaca", con características impresionistas.

En 1926 surgió "Don Segundo Sombra", su obra cumbre que lo elevó a la fama internacional; narra la vida de Don Segundo Sombra, un gaucho valiente, astuto, ingenioso y mañero, moviíndose entre dos vidas: la del protagonista y la de su "sombra", don Segundo. La obra lírica de Ricardo Güiraldes constituye el principal eslabón entre el modernismo y el vanguardismo de la dícada de 1920, en Argentina. Falleció en París, en 1927, a la edad de 41 años.

Fuente: zonanortediario.com.ar