Formas cada vez más sofisticadas amenazan a millones de niños

Nuevas y más complejas formas de explotación sexual infantil amenazan a millones de niños y adolescentes en todo el mundo y los esfuerzos realizados aún no son suficientes, alertaron hoy especialistas durante un encuentro internacional que
se realiza en Brasil.
Las nuevas tecnologías y la sociedad de consumo posibilitan que desde los explotadores domísticos hasta los que integran sofisticadas redes de comercio sexual violen los derechos de los niños, niñas y adolescentes y encuentren alternativas para burlar los mecanismos de control.

"Muchos chicos que no han sido abusados sexualmente son igualmente víctimas de la explotación sexual y aunque ellos no se hayan siquiera enterado sus derechos están siendo vulnerados al aparecer publicadas sus imágenes para satisfacción de necesidades adultas", denunció hoy Ethel Quayle, psicóloga clínica de la Universidad de Eidenburgh, Irlanda.

La experta participó hoy de uno de los paneles que se realizan en el marco del III Congreso Mundial de Enfrentamiento de la Explotación Sexual de Niñas, Niños y Adolescentes, donde hay unos 3.000 participantes que representan a más de 125 países.

"El sinfín de posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías al permitir crear y archivar contenidos, muchas veces ilocalizables, pone al servicio de los explotadores sexuales una herramienta indiscutida para lograr sus fines", dijo Quayle.

Para la experta, "es muy importante diferenciar abuso sexual de explotación sexual infantil: no es necesario que un niño sea abusado sexualmente para convertirse en víctima de la explotación sexual y la mayor parte de los explotadores tampoco son
pedófilos".

No obstante, señaló Quayle, esa práctica cada vez más difundida, tambiín se sigue realizando a travís de las viejas y conocidas modalidades como los chats y grupos de noticias.

"El acoso, la intimidación y el bulling (acoso entre pares) circula por la red. Algunos descargan imágenes, las hacen circular o simplemente las consumen. De todos modos, en la totalidad de los casos, la práctica constituye una verdadera violación de los derechos", dijo la especialista.

Tambiín se distribuyen por ese medio historias, descripciones de casos de abuso padecido por niños o adolescentes, dibujos animados, los que tambiín forma parte de la explotación sexual por Internet.

Otro escenario de la explotación sexual en creciente desarrollo es el turismo sexual infantil, que encuentra, entre operadores del sector, aliados para llevar adelante sus negocios, en detrimento de la franja más vulnerable de la sociedad: los niños.

"No hay inocentes en el negocio del turismo sexual", disparó Muireann O’Brian, ex directora de Articulación Internacional contra la Prostitución, Pornografía, y Tráfico de Niños y Adolescentes (ECPAT).

O’Brian dijo que la explotación de niños en viajes hizo visibles dos nuevas caras: el explotador oportunista, que se suma al emprendimiento comercial desde su hotel o restaurante, y jóvenes más vulnerables, que son las víctimas más frecuentes en
esta modalidad.

Para la experta, "los negocios" no pueden dejar de respetar los derechos humanos, y los gobernantes deben dictar leyes que pongan límites a esta actividad por ser un delito.

"Son responsables tanto los operadores de turismo como el público", denunció O’Brian, quien recordó que "internet permite hacer los arreglos en forma completamente anónima".

"La explotación sexual en turismo es posible por el fundamentalismo del mercado que abona el consumismo global", sintetizó la moderadora del panel, en el que disertaron además especialistas de Nigeria, Filipinas y Marruecos.

Por su parte, la presidenta actual de ECPAT, Amihan Abueva, señaló que en el tráfico de niños, no siempre son los más pobres los más afectados, ya que los explotadores buscan a quienes puedan tener acceso a documentos, y llamó a la comunidad en general a responsabilizarse para proteger a los niños.

Ayer, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, que encabezó la apertura del Congreso Internacional contra Explotación Sexual Infantil promulgó una ley para criminalizar no sólo la venta y distribución de imágenes de niños por internet, sino el simple consumo y publicación de esos contenidos.

Fuente: zonanortediario.com.ar