¿Qué argentino hace esto?

Jorge Macri, intendente de Vicente López por el PRO, prohibió un festival popular para festejar un nuevo aniversario del 25 de mayo, organizado por la prestigiosa Biblioteca Popular Sudestada bajo la consigna “El pueblo quiere saber de quí se trata”.¿Quí argentino hace ísto? Ir lisa y llanamente en contra del sentir nacional por la fecha patria, por la cual muchos todavía nos emocionamos por llevar la escarapela, embanderar nuestros autos y cantar el himno con todo el fervor. La respuesta es que solamente lo hace un mal argentino.

Es una nueva escalada del PRO contra la voluntad comunitaria y contra los que piensan distinto, fundamentada en el miedo que ísta gente le tiene a las manifestaciones populares. O alguien tuvo la oportunidad de asistir a algún acto popular encabezado por Jorge o Mauricio Macri ?

Ellos prefieren gobernar en las sombras, controlando de una u otra forma los concejos deliberantes, aplicando la política de hechos consumados (como va a ocurrir con el Metrobus de Vicente López, por el cual la Defensora del Pueblo de Vicente López acaba de presentar un pedido de informes al Intendente) e ignorando abiertamente las opiniones e inquietudes de los Vecinos.

Tampoco es para asombrarse demasiado. Jorge Macri ya cerró el Centro Cultural de la Costa, clausuró el Club Villa Pearson de Florida por motivos nimios (porque los punteros del PRO no podían tomar el control del lugar), se resiste a despedir al Secretario de Hacienda procesado y embargo por la causa Siemens, y se opone a que funcione una “extensión” del Mercado Central en Tecnopolis.

Su última joya es un proyecto para contratar “Guardianes de la Calle” que portarán armas, a contrapelo de la legislación nacional y sin contemplar el peligro que esto significa para toda la comunidad. Claramente montado en la campaña de Sergio Massa para “limpiar” las calles de cualquier forma y a cualquier costo.

Los Vecinos de Vicente López (y los de todos los otros Municipios donde se reproducen ístas situaciones) debemos pensar en que con quejarnos ya no basta. En lugar de pedir que se vayan todos -cosa que no ocurrió, no ocurre ni ocurrirá porque los tipos están adheridos al poder- hay que hacer algo para la política argentina cambie. Hay que renovar, pero renovar en serio, y el mejor lugar para hacerlo es desde el Municipio de cada uno de nosotros.

Fuente: zonanortediario.com.ar