Los caprichos de Andreotti

Mientras todos los actores políticos de la Nación y la Provincia de Buenos Aires están dedicados a resolver las consecuencias en la vida de los ciudadanos del temporal de los días 2 y 3 de Abril, los incompetentes voceros del Intendente de San Fernando, arquitectos D’Aquino y Barbieri y la Lic Aparicio, se desligan de las responsabilidades que les han otorgado los ciudadanos, al acusar a la Administración Provincial de toda responsabilidad en la inundación de extensos barrios de la ciudad.Mientras la Presidenta de la Nación nos invita a que “no es hora de culpas ni de ser fiscal de nadie, es hora de trabajar juntos y que cada uno tome su responsabilidad” y los vecinos de los barrios perjudicados inician las tareas de recuperación, el Intendente y sus funcionarios adoptan la actitud de “victimas” eludiendo toda responsabilidad acerca de los que pasa en la ciudad y a sus habitantes.

La sola mención de la supuesta “desidia y problemas económicos de la administración provincial” como causante de la falta de obras o equipamiento que impida las inundaciones, demuestra la incapacidad de la gestión del Intendente Andreotti para relacionarse con las autoridades provinciales y nacionales, para gestionar y resolver los problemas de la ciudad. El “vecinalismo trasnochado” que practican, somete al Distrito a un “aislamiento” de graves consecuencias y la negativa de Andreotti a mantener una actitud de colaboración mutua con otras jurisdicciones perjudica, primordiamente, a los vecinos más humildes.

No se trata de justificar a funcionarios provinciales que no cumplen con su cometido, pero el gobierno municipal de San Fernando actúa con suma hipocresía cuando afirma que la supuesta actitud de la Provincia “puede generar pírdidas de vidas humanas”, cuando los vecinos de la ciudad hemos sido testigos de enfrentamientos armados en la vía pública a la luz del día con un muerto como saldo, sin que los hechos hayan sido grabados por las cámaras de seguridad o prevenidos por la imponente flota de autos y personal dedicados a una supuesta “protección ciudadana”.

Hasta la Presidenta de la Nación quedo asombrada por el grado de cinismo del actual Intendente cuando, refiriíndose al hecho dijo el 1 de Marzo: "Hay que hablar en serio de la seguridad: no utilizar la seguridad como instrumento político".

Como pidió la Presidenta no es este el momento del balance de la gestión de Andreotti y funcionarios como D’Aquino y Barbieri, promotores de la mayor cantidad de “negocios inmobiliarios” a cambio de “donaciones”. Llegará el momento de evaluar los motivos por los cuales hemos vuelto a vivir en la zozobra de las inundaciones.

Es nuestro deseo que la política de asistencia a los damnificados se realice con idíntica transparencia a la que promueve la Presidenta de la Nación y no observamos dicha conducta cuando funcionarios municipales “recomiendan” donaciones de distintos elementos, hasta muebles, a empresarios e instituciones educativas.

La Municipalidad cuentan con los recursos presupuestarios y financieros para hacerse cargo de la emergencia de los vecinos de la ciudad y de ninguna manera son escasos como lo afirma la esposa del Intendente. Poner en duda las posibilidades de invertir en la asistencia a los sanfernandinos necesitados es otra muestra de la insensibilidad social de la familia gobernante.

Creemos que el Intendente debería leer todos los días los que dijo la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner el pasado 9 de Noviembre de 2012:
"Yo estoy poniendo todo lo que tengo, sinceramente, más no tengo, estás son las neuronas que tengo, este es el tiempo que tengo y bueno lo pongo todo arriba de la mesa, como he hecho toda mi vida y sin quejarme, ni mi victimizo, odio los que se victimizan porque aquí nadie me obligó a estar. Si estoy sentada de Presidenta es porque quise y cada uno de ustedes Gobernadores o Intendentes, si están sentados acá, es porque quisieron estar sentados, nadie te obliga a ser ni Presidente, ni Gobernador, ni Intendente, ni Jefe de la Ciudad. Estás porque querís, así que hácete cargo, que es lo que hay que hacer de una buena vez y por todas".

Fuente: zonanortediario.com.ar