Inicio del nuevo sistema de recolección de residuos en San Miguel

Desde el 1 de abril los vecinos del distrito comenzaron a participar del ambicioso programa impulsado por el Municipio que busca dar una solución económica, social y ambiental a un problema estructural, teniendo como principal objetivo cuidar y defender el medio ambiente, además de alcanzar una importante reducción en la cantidad de residuos que se entierran en el relleno sanitario del CEAMSE diariamente.La cantidad de residuos sólidos urbanos (RSU) que genera San Miguel crece día a día. Encontrar la manera de gestionar y reducir estos residuos es un desafío que enfrentan todas las ciudades y que requiere grandes inversiones y planificaciones de largo plazo.

En este sentido, San Miguel está dando el primer paso con la implementación de un plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU). Este plan, que busca dar una solución económica, social y ambiental a un problema estructural, tiene como objetivos primordiales el cuidado del ambiente y reducir la cantidad de residuos que se entierran en el relleno sanitario del CEAMSE diariamente. Para lograr estos objetivos se despliegan un conjunto de estrategias que parten de la premisa de separar, educar, incluir para reducir y reciclar.

La separación en origen consiste en la diferenciación de los residuos en el hogar. Reciclables por un lado y no reciclables por otro. A su vez, cada tipo de residuo se recolecta en días distintos. Es por ello que los vecinos deben sacar a la calle, entre las 20 y 24 hs, los días lunes y jueves, sus residuos reciclables, y los días domingo, martes, miírcoles, y viernes, a la misma hora, los no reciclables. Además, se ha logrado que se sumen a este Plan los grandes generadores de residuos del distrito (comercios, restaurantes, supermercados, etc.), habiendo iniciado el proceso de la separación de los residuos junto al resto de la comunidad sanmiguelina.

En esta primera etapa, hasta tanto se habilite la planta de reciclado en San Miguel, los residuos reciclables (papel, cartón, plásticos, tetra, metales, vidrio) en vez de ser enterrados, son llevados a las plantas sociales de reciclado ubicadas en el RECIPARQUE y operadas por asociaciones civiles de recicladores urbanos.

Este nuevo sistema ha sido puesto en marcha el pasado lunes 1 de abril con una muy buena respuesta de los vecinos, que comenzaron sacando a la calle sus residuos reciclables.

Se estima que para el mes de agosto ya se estaría reduciendo el 10% de los residuos enterrados, para ser reutilizados o reciclados, según corresponda. La meta propuesta desde el Municipio es alcanzar para el mes de diciembre una reducción del 33%.

Fuente: zonanortediario.com.ar